Dicen que las primeras horas del día son las que van a determinar el resto, así que proponemos un desayuno para empezar cada día con buen pie, así seguro que el resto va a ser un éxito! Están pensados para cubrir todas las necesidades que la embarazada necesita pero con un plus de creatividad!

Buenos días!

 

desayunos

  • LUNES: barrita con hummus y tomate cherry. Hummus paté vegetal a base de garbanzos (que son una proteína de gran calidad), tahini (pasta de sésamo), comino, aceite de oliva y un poco de zumo de limón.
  • MARTES: yogur griego con müsli e higos. Los cereales son una gran fuente de energía sin fatigar el estómago, el yogur ofrece los beneficios de la leche pero de una forma más fácil de digerir, además contribuye a fortalecer las defensas y los higos aportan azúcares de calidad muy necesarios para afrontar el día.
  • MIÉRCOLES: tostadas con aguacate, rábanos y maionesa de almendras. Esta mayonesa a base de almendras, leche de almendras, mostaza, zumo de limón, aceite de oliva y cúrcuma puede ser el sustituto ideal a la mayonesa convencional, teniendo en cuenta que esta última contiene huevo crudo y no es muy recomendable para la embarazada. (Podéis encontrar la receta completa aquí)
  • JUEVES: ensalada de frutas con semillas y menta. Al consumir una variedad de frutas anaranjadas, rojas, amarillas, moradas, verdes y blancas estarás aportando a tu dieta (y la de tu bebé) una gran variedad de nutrientes. Esto se debe a que los alimentos de diferentes colores son ricos en diferentes vitaminas, minerales y antioxidantes.
    Además, este arco iris nutritivo tiene otra importante ventaja: durante la fase final del embarazo, el bebé está «probando» a través del líquido amniótico todos los alimentos que tú consumes, dicen los expertos. Si tu pequeño empieza a saborear una variedad de frutas y verduras sanas desde antes de nacer, aumentará la probabilidad de que reconozca esos sabores y los acepte más adelante. (Podéis ver la receta original aquí)
  • VIERNES: sandwich de pavo con lechuga y pepino. El pavo puede ser el sustituto ideal al embutido, ya que se debería prescindir de cualquier carne cruda para evitar la transmisión de enfermedades tipo la toxoplasmosis o la listeria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *